Además de la información que se obtiene con el piezocono y las ventajas que representa, nuestro piezocono posee un dispositivo para la medición de velocidades de onda sísmica del terreno. Este dispositivo permite, de manera sencilla y económica, medir la velocidad de onda de cortante del suelo. La caracterización dinámica del suelo es fundamental para los análisis geotécnicos ante eventos sísmicos o solicitaciones de vibración por operación.

La prueba consiste en generar una señal sísmica en la superficie, a través del golpeo de una placa de acero, que acciona el disparador de señal colocado en las barras del piezocono, para que éste comience la recolección de datos en el cono para determinar la velocidad de onda de cortante. Esta prueba se realiza a las profundidades deseadas en un sondeo, comúnmente a cada metro.

Diversos estudios han demostrado que las velocidades de cortante determinadas con el piezocono sísmico en suelos normalmente consolidados, son repetibles y muy similares a las determinadas en los ensayes Cross – Hole, con una importante reducción de costos. La combinación de la información del piezocono con la toma de datos sísmicos, representa un aporte muy importante a la investigación geotécnica.

Contamos también con un martillo para generar ondas bajo el agua, para realizar sondeos con piezocono sísmico en lagunas, ríos y en el mar, cerca de costa, con tirantes máximos de 14 metros. La información obtenida es muy útil para proyectos marítimos y de infraestructura hidráulica.