Los inclinómetros son utilizados para monitorear movimientos del terreno, instalados típicamente en las proximidades de taludes de cortes y terraplenes, en carreteras, bordos de protección, plataformas y presas, entre otros. Funcionan para detectar zonas de movimiento y establecer si éste es constante, está acelerando o corresponde a las medidas de remediación; para comprobar si las deformaciones están dentro de los límites de diseño, que los refuerzos o anclas se estén comportando como se espera, y que las edificaciones adyacentes no sean afectadas por movimientos del terreno; así como para verificar la estabilidad de presas, bordos de obras hidráulicas y taludes carreteros.

El sistema de inclinometría incluye dos componentes: la tubería del inclinómetro y el sistema de medición. La tubería provee el acceso a mediciones por debajo de la superficie. Los canales dentro de la tubería controlan la orientación del sensor de inclinometría y proveen una superficie uniforme para mediciones. La tubería de inclinómetros se instala usualmente en barrenos perforados previamente. Puede también empotrarse en un relleno, enterrarse en una zanja (inclinómetros horizontales), colarse en concreto o adjuntarse a una estructura.

El sistema de medición es digital e incluye una sonda, un cable y una computadora portátil. Este sistema permite una operación sencilla y económica, porque puede portarse de un sitio a otro; es preciso porque la longitud completa de la tubería es medida dos veces en cada inspección. La primera inspección establece el perfil inicial de la tubería. Las inspecciones subsecuentes son comparadas con la inicial. Los cambios en el perfil indican que ha ocurrido movimiento. Los datos se recopilan en la computadora y se digitalizan en gráficas. Nuestro equipo es un sistema de inclinómetro digital de la marca Slope Indicator.