El ensayo de penetración estándar (SPT, Standard Penetration Test) es una herramienta muy utilizada en la exploración geotécnica, en la que se emplea un martinete, con un peso y caída específicos, para hincar un tubo muestreador en la parte inferior de las barras en una perforación. El número de golpes requeridos para penetrar los últimos 30 cm es el “valor N”, que se relaciona con la resistencia del suelo. Para conducir el ensaye SPT se utilizan muchos tipos de martillos, máquinas y diferentes formas de operación, cuyas variaciones en eficiencia influyen en el “valor N”. Esta variación disminuye la confiabilidad de los resultados de la prueba.

Con la determinación de la energía transmitida por los distintos tipos de martinetes en la prueba SPT, a través del equipo SPT Analyzer, usando mediciones de fuerza y velocidad, es posible contar con el factor real de eficiencia para corregir el “valor N”, obteniendo datos que conducen a parámetros confiables de la resistencia del suelo. Esto es fundamental para los análisis geotécnicos basados en esta prueba.

El equipo SPT Analyzer consiste en una barra corta de sub-ensamble, instrumentada con dos celdas de deformación y dos acelerómetros, los cables de transmisión de datos y una consola para el procesamiento de datos. La prueba se realiza ensamblando la barra instrumentada entre el martinete y las barras en cuya parte inferior se encuentra el tubo muestreador, dentro del sondeo. La barra se conecta a la consola por medio de los cables. Mientras se realiza el ensaye SPT, las celdas de deformación y acelerómetros obtienen las señales de fuerza y velocidad, necesarias para el cálculo de la energía transferida. La energía es mostrada en tiempo real en la consola.