El ensayo de extracción de anclas permite determinar la resistencia a la tensión de un ancla vertical colada en el terreno. Estas anclas son utilizadas en cimentaciones de estructuras sujetas a esfuerzos de tensión, como son las torres de las líneas de transmisión de electricidad. Con los resultados de estas pruebas se diseña la cimentación de dichas estructuras.

La prueba consiste en el colado del ancla a través de la colocación de una varilla de acero en un barreno vertical, perforado previamente, en el que se vierte concreto especial para este fin. La varilla sobresale del colado lo suficiente como para realizar la prueba. Después del fraguado del concreto se coloca el equipo de extracción, que consiste en: un gato hidráulico que genera la fuerza de tensión, vigas de reacción de la fuerza, mordazas para la sujeción de la varilla, medidores de fuerza y deformación. Por medio del gato hidráulico se aplican intervalos de carga hasta llegar a la fuerza de diseño o falla del ancla, registrando los desplazamientos producidos.

Los resultados de la prueba se grafican en una curva de carga – desplazamiento. Con esta curva se establece la resistencia máxima a la extracción del ancla o si el ancla soporta la carga de tensión para la que fue diseñada. Los valores son empleados para el diseño de cimentaciones.